La utilización de piedra natural en la cocina no para de ganar adeptos. No solo por su alta resistencia y durabilidad, sino también por la imagen tan bonita y estilosa que ofrece.