El solado interior con gres porcelánico ofrece un rendimiento increíble. Por un lado ofrece un buen resultado estético, y por otro lado no sufre ningún tipo de desgaste.