La principal característica de los azulejos de pizarra es su gran resistencia. Son azulejos finos pero altamente resistentes a golpes y caídas.